Publicidad. Este website muestra contenido promocional sobre casinos online con dinero real. Juega de manera responsable. Aprende más.
Ok

Guía de Pontoon para aprender todas sus estrategias

El Pontoon es un juego con semejanza al blackjack. Cuenta con varios nombres en distintas regiones. Aunque se llame 21 en español, hay versiones del black jack que se llaman igual, pero consiste en dos títulos que no son iguales. 

Para algunos, el Pontoon es conocido como la versión del Reino Unido del 21. Este no es un juego complicado de entender, sobre todo si tienes una noción de cómo se juega al blackjack normal.  

A continuación, te enseñamos a jugar. 

Bases del juego

Reparte las cartas boca arriba esperando a que alguien consiga una jota. Ese jugador se convierte entonces en el banquero o crupier, y seguirá siéndolo hasta que otro obtenga un pontón.  

Ahora decide tu apuesta máxima y mínima. Lo que intentan los no banqueros es reunir una mano mejor que la del banquero. Es decir, cartas que sumen lo más cerca posible de 21 sin pasarse. 

El as cuenta como uno u 11 puntos, según prefiera el poseedor. Por otro lado, el 10 y las cartas de corte valen 10; el resto tienen valor nominal.  

La mejor mano posible es un 21 de dos cartas, o pontoon: un as más una carta real o un 10. La siguiente es una baza de cinco naipes: cinco cartas de cualquier valor total. 

El banquero siempre reparte y empieza dando una carta boca abajo a cada jugador, incluido él mismo. Los demás jugadores miran sus cartas y apuestan lo que sea entre las cantidades mínimas y máximas acordadas.  

El banquero les da a todos un segundo naipe. Empezando por el participante a la izquierda del crupier, cada jugador tiene varias opciones. Si consigue un pontón, pone su as boca arriba, lo coloca encima de su otra carta y pasa el turno.  

Otras acciones a tomar

  • Pontoon: pedir que no haya más cartas, porque estás conforme con el total.  
  • Girar: pedir al crupier que dé la vuelta a la siguiente carta boca arriba. Puedes hacer esto hasta tres veces. 
  • Comprar una carta: pagas una apuesta más para recibir otro naipe boca abajo. Puedes hacerlo hasta tres veces. Además, optas por girar después de pagar, pero nunca al revés. 
  • Dividir: si tienes dos cartas del mismo valor. En este caso, se levantan las dos, con una apuesta en cada una. El banquero reparte una más boca abajo a todos, y se juegan ambas manos con normalidad. 

Al final de esta fase, cada jugador habrá anunciado un pontoon. También puede que se haya pasado, o tendrá cartas que sumen entre 15 y 21. Ahora, el crupier da la vuelta a sus naipes, y pega o gira hasta quedar satisfecho. Los demás participantes dan la giran los suyos y se liquidan todas las apuestas. 

En caso de empate, el banquero gana, por lo que, un pontón del mismo es imbatible. Los pontones valen el doble de las apuestas en ambos sentidos.  

Share

Redactor de CasinoChase.com, Experto en Casinos y Apuestas

Desde que cursé mis estudios universitarios en marketing, me apasioné con la escritura dirigida a medios digitales, especialmente el de los casinos en línea y apuestas. Para el año 2016, tras pasar por diferentes medios, comencé a trabajar en CasinoChase como redactor. Aquí asumí la responsabilidad de mantener actualizado el contenido con material nuevo, entretenido e informativo, acerca de los casinos, tragaperras, juegos y desarrolladores. Esta es una industria que cada día crece a la par de los desarrollos tecnológicos, siendo un reto para nosotros mantenerlos al día sobre todo lo que se va desarrollando.